Uno de los factores más importantes que atraen a las hormigas, es definitivamente cuando sube la temperatura en los suelos. Es cuando los insectos buscan un clima más fresco y se aventuran adentro de las casas. Además, si en los inmuebles se encuentran alimentos, azúcares o harinas, la invasión será inminente y se debe actuar de inmediato.

Para evitar una invasión de hormigas, se deben hacer algunas prácticas como prevención, lo cual amortiguará este comportamiento de los insectos, con la llegada del calor.

Mantén limpia tu casa. La suciedad y los desechos atraen a los insectos en general, como cucarachas, moscas y hormigas. Procura mantener limpios los lugares donde regularmente están los alimentos, como la despensa, la cocina, el comedor.

Evita que entren. Busca las grietas o pequeños agujeros en las paredes exteriores, principalmente los cercanos a la cocina y baño, y tápalos con cemento o yeso.

Aleja los insectos con olores. Existen plantas o sustancias que los insectos detestan, en especial las hormigas. Puedes colocar café, especias, menta o vinagre. Esto las alejará y en algunas ocasione, cuando el olor es fuerte, provocará que las hormigas se desorienten.