Muchas de las veces en los hogares en donde aparecen plagas de animalitos no deseados, son provocados a causa de circunstancias que favorecen su presencia, por ejemplo, basura, humedad, lugares poco limpios, restos de comida, etcétera.

Todos los animales necesitan agua y comida, muchas de las veces no guardamos la comida en el refri y la dejamos a la intemperie o incluso no tiramos la basura a tiempo, esto puede ser una gran fuente de alimento para las diferentes plagas que pueden entrar en tu hogar.  

A continuación, te damos algunos consejos para evitar que las plagas lleguen a tu casa o incluso para evitar que se hagan más grandes.

Mantén tu casa limpia, sobre todo en donde se puedan quedar restos de alimentos como la cocina, el comedor o los botes de basura.

Guarda los alimentos en recipientes herméticos, así evitarás que animales no deseados se acerquen a tu comida.

Deposita siempre la basura en bolsas perfectamente cerradas y si es posible sepárala en orgánicos e inorgánicos.

Los sistemas de aire acondicionado guardan mucha humedad y es muy probable que se puedan generar termitas.

No acumules restos de papel, revistas, periódicos o cartón en tu casa, también guardan mucha humedad y es muy posible que sea el hogar preferido de una que otra plaga.

Lava tu ropa de cama a alta temperatura, esto acabará con gran parte de las plagas que puedan estar en tu cama.

Si en tu hogar hay una plaga no dudes en ponerte en contacto con nosotros, somos expertos en fumigación y control de plagas.